Cada movimiento tiene su historia, y cada historia tiene un principio.

Cuando se fundó Fight the New Drug, no teníamos ni idea de que algún día llegaría a ser el movimiento global que ahora es. En 2008, nuestros fundadores eran estudiantes universitarios con el deseo de hacer un impacto en el mundo, pero no sabían por dónde comenzar. Gracias a cada uno de nuestros partidarios que ha comprado una playera, iniciado una conversación sobre este tema, publicado nuestros artículos, donado financieramente o asistido a un evento, somos lo que somos hoy.

Como organización, continuamos sorprendiéndonos por el apoyo de millones de Luchadores por todo el mundo que se preocupan por este tema importante igual que nosotros. La historia de nuestra organización sin fines de lucro comenzó con la pequeña semilla de una idea que ha crecido para convertirse en algo mucho más grande.

Todos tenemos una historia que tiene la capacidad de cambiar el mundo. Esperamos que este video le inspire a compartir la suya.